Salud de las mascotas

Supersaturación

Supersaturación

Si bien no es común en el acuario doméstico, la enfermedad de sobresaturación puede ocurrir en presencia de fallas en la bomba, la fuente o el filtro. El aumento de las temperaturas ambientales, así como la aireación excesiva, también pueden contribuir a esta condición a veces fatal.

Los peces afectados pueden mostrar morbilidad aguda (enfermedad) y mortalidad (muerte). Algunos peces pueden tener burbujas de aire debajo de la piel y las aletas (subcutáneas) y / o dentro del ojo (intraocular).

La sobreevaluación de un acuario o estanque puede provocar una condición conocida comúnmente como "enfermedad de la burbuja de gas". La enfermedad de la burbuja de gas es el resultado de la sobresaturación (niveles excesivos) del agua con el gas, nitrógeno. La sobresaturación ocurre cuando la presión de un gas en el agua es mayor que la presión del mismo gas en la atmósfera circundante. Cuando existe esta diferencia entre las presiones de gas, el gas se extrae demasiado rápido del torrente sanguíneo, dejando atrás burbujas de gas. Esto es lo que les sucede a los buceadores que ascienden demasiado rápido y crean una gran diferencia en las presiones de gas, lo que lleva al buzo a obtener formación de burbujas de gas o "curvas".

En esta situación, el agua del tanque está sobresaturada, lo que significa que tiene más gas del que puede contener el agua. Estas embolias (burbujas de aire) pueden matar a los peces, por lo que la situación debe corregirse rápidamente. Este problema a menudo ocurre cuando la temperatura del agua es muy alta (más de 90 grados Fahrenheit) y el acuarista intenta compensar los bajos niveles de oxígeno al airear excesivamente el acuario. Realizar controles de temperatura y ajustes de aireación resolverá este problema. Las bombas de cavitación que crean aire turbulento en el agua son una causa común de la enfermedad de sobresaturación.

La mortalidad puede ser aguda y severa. Los peces sobrevivientes tienen un buen pronóstico una vez que se ha identificado y corregido la causa del problema.

Diagnóstico

Con la ayuda de su veterinario, podrá descartar la toxicidad del cloro, otros trastornos de la calidad del agua y el choque de temperatura o pH.

La enfermedad de sobresaturación puede ser difícil de confirmar ya que los problemas visibles a simple vista (lesiones macroscópicas) generalmente no están presentes cuando se encuentran los peces. Las biopsias branquiales y el examen con montura húmeda de otros órganos bajo el microscopio pueden mostrar embolias gaseosas dentro del torrente sanguíneo. La sobresaturación es difícil de diagnosticar con un kit de prueba de agua ya que la mayoría de los kits no miden el nitrógeno disuelto. Debe considerar un diagnóstico de enfermedad de sobresaturación para cualquier muerte aguda que no pueda atribuirse a otros trastornos de la calidad del agua o patógenos o toxinas específicos.

En algunos casos, su veterinario puede aspirar grandes burbujas de aire subcutáneas de sus peces.

Cuidados en el hogar

Si observa esta condición en su acuario, intente localizar la fuente del aire sobresaturado de inmediato y corrija el problema. Comience examinando la bomba y el sistema de filtración.

Prevención

Asegúrese de que si tiene una bomba sumergida, hay un nivel de agua adecuado en el depósito o sumidero del que la bomba extrae el agua. Un sonido de succión o sorber puede indicar que la bomba está aspirando aire con el agua y debería servir como una señal de advertencia de enfermedad por burbujas de gas.