General

¿Cuándo comienzan a rociar los gatos machos?

¿Cuándo comienzan a rociar los gatos machos?

¿Cuándo comienzan a rociar los gatos machos?? Puede ser un problema real y un problema que me preguntan a menudo. Hablaré sobre cómo y cuándo rocían los gatos, pero tengo algunas ideas sobre qué puede hacer que esto suceda.

Para empezar, ha sido mi experiencia que la fumigación ocurre en respuesta a diversas situaciones estresantes. Entonces, si tienes un gato que está rociando de la nada, entonces realmente será un misterio. Los gatos son animales y, como todos los animales, tienen sus propias personalidades. Reaccionan a una variedad de estímulos, algunas personas no lo creen pero es realmente cierto.

La mayoría de los gatos tienen mucho miedo. En el momento en que levantas a tu gato, se pone muy a la defensiva. Este es un mecanismo de defensa normal y no hay nada de qué preocuparse. Si un gato está muy lejos, será difícil conseguir que se acerquen a ti. No significa que tu gato esté enfermo o que debas preocuparte, solo lo hace más difícil.

Este miedo es a menudo lo que hace que un gato rocíe. Cuando un gato tiene miedo, rocían. Incluso cuando no están asustados y están tratando de hacer amigos, rociarán cuando estén cerca de personas que no conocen. Es normal. Pueden rociar por miedo a los extraños y a las personas que no conocen. Así son los gatos. Son animales naturalmente sociales y, por lo tanto, intentarán acercarse a los demás, pero, debido a que están naturalmente alejados de los demás, pueden reaccionar rociando.

¿Cuándo un gato está rociando de la nada?

Cuando digo "de la nada" me refiero a un gato que no tiene miedo. Si un gato está ansioso por rociar, es natural. El problema surge cuando un gato no tiene miedo sino que actúa de la nada.

El primer problema es que un gato al que no se le haya rociado antes o al que no se le haya enseñado que el rociado es una mala reacción a determinadas situaciones, puede reaccionar de manera inapropiada. Si un gato está rociando, lo más probable es que esté reaccionando de forma exagerada y puede ser una respuesta a algo inofensivo, como un nuevo gatito, o puede que se hayan confundido y no puedan saber de dónde viene el gato.

Un gato al que no se le haya enseñado a dejar de fumigar y, en cambio, reaccione de manera inapropiada, puede ser fumigado al azar. Pueden rociar a un gatito porque es lindo y es nuevo. Pueden rociar alrededor de otros gatos si se sienten muy estresados. El gato puede rociar de otra manera porque está nervioso, en cuyo caso rociará mientras intenta alejarse de lo que lo pone ansioso. Pueden rociar de alguna manera porque están aburridos y no saben a dónde ir. Un gato que ha sido rociado puede ser rociado en respuesta y, al hacerlo, puede reaccionar de forma exagerada, que es cuando rocían por todas partes y reaccionan lamiendo, golpeando o rascándose.

¿Cómo puedo detener la pulverización?

El tratamiento será diferente para cada gato. Si no está seguro de cómo detener la fumigación en su gato, intente identificar el desencadenante de la fumigación y trabaje para eliminarlo. Si el gato se siente cómodo con el nuevo gatito, es posible que deje de rociar tan pronto como se dé cuenta del bebé. Sin embargo, si su gato está ansioso y se ha sentido cómodo con otros gatos, puede rociar alrededor de esos gatos mientras tratan de alejarse de lo que no les gusta.

El primer paso es identificar el desencadenante de la fumigación, que puede ser muchas cosas diferentes. La mayoría de los gatos rocian cuando no están contentos o cuando están estresados ​​y no saben cómo manejar el estrés, o cuando están aburridos y no tienen idea de adónde ir. Si un gato se ha sentido cómodo con otro gato y quiere interactuar con él, la fumigación puede estar relacionada con que el gato no llame su atención.

Para detener la pulverización, es posible que desee trabajar para identificar el desencadenante. ¿Sabes qué es lo que pone ansioso a tu gato? De lo contrario, es importante llegar a la raíz del problema y tratar el problema, que en la mayoría de los casos es algo que se puede solucionar. Es posible que deba trabajar con su veterinario para ayudar con esto, ya que un pequeño desencadenante puede ser más complicado de identificar.

Si bien es importante que un veterinario observe a su gato, también debe hacer su propia investigación sobre el comportamiento del gato para tratar de comprender qué le está sucediendo. Puede consultar en línea para encontrar información sobre lo que les gusta hacer a los gatos, lo que les gusta comer y cómo se comunican con otros gatos, lo cual es una buena manera de conocer a su gato y cómo están lidiando con su entorno.

Los gatos no necesariamente tienen que tener un trastorno mental para fumigar. Así como los perros suelen rociar fuera de sus casas, los gatos pueden asustarse por algo y luego tener una reacción que no pueden controlar. Si tienes un gato nervioso, puedes ayudar a evitar que rocíe trabajando con tu gato para enseñarle que puede superar situaciones estresantes, incluso si está afuera.

Una vez que haya identificado la raíz del problema, es hora de buscar formas de solucionarlo. Si ha encontrado la razón por la que su gato debe rociar, hay cosas que puede hacer para ayudarlo a sentirse más cómodo. Una de las mejores formas de hacer que tu gato se sienta seguro es asegurándote de que tu casa tenga una buena ventilación. Asegúrese de que no haya corrientes de aire o lugares donde puedan sentirse vulnerables o cerrados.

Los gatos son excelentes para crear sus propios espacios y no les gusta estar en áreas en las que están fuera de su zona de confort. Puede ayudar a evitar que su gato se sienta incómodo manteniendo sus áreas favoritas abiertas y lejos de puertas y ventanas que puedan causar corrientes de aire. Aunque los gatos pueden tomar sus propias decisiones, aún puedes enseñarles a relajarse en un lugar nuevo. Si quieres que tu gato esté tranquilo, puedes instalar un juguete para gatos en un lugar nuevo, solo para que se sienta más cómodo.

Asegúrese de usar productos de limpieza aptos para gatos cuando realice su propio mantenimiento en su hogar. El uso de productos químicos ásperos o de olor fuerte hará que su gato se sienta incómodo y puede hacer que rocíe. Debes limpiar con los métodos que prefiera tu gato, ya sea con las manos, un cepillo de limpieza o una botella con atomizador.

Si su gato es un rociador, es importante comprender qué necesita su gato para ayudar a reducir su comportamiento de rociado. Si su gato está rociando sin una buena razón, puede enseñarle que su aerosol puede ser efectivo en una situación de emergencia, como si quedara atrapado. Puede trabajar para identificar las situaciones que su gato encuentra estresantes y asegurarse de que sepa que puede calmarse y superarlas. Una vez que pueda ayudar a su gato a sentirse cómodo y comprender que está bien sentirse estresado, puede utilizar algunos métodos sencillos para evitar que su gato rocíe.