Cuidado de mascotas

¿Qué son las colonias de gatos?

¿Qué son las colonias de gatos?

Los gatos salvajes prefieren vivir sus vidas sin ninguna interacción directa con los humanos. Los gatos salvajes evitarán el contacto humano directo. Pueden vivir en cualquier lugar donde haya suministro de alimentos, agua y refugio. Estos gatos que deambulan libremente han vuelto a sus formas salvajes de supervivencia. Se cuidan en un mundo que a menudo es hostil y peligroso para ellos, y su esperanza de vida es baja. Si un salvaje pasa de ser un gatito pero vive solo, su esperanza de vida es de unos dos años. Si el gato salvaje vive en una colonia de gatos con un cuidador habitual, puede vivir hasta los diez años.

Algunos gatos salvajes viven en colonias de gatos que se asemejan libremente a los orgullos de león. Una colonia de gatos consiste en un grupo de gatas generalmente relacionadas y sus crías. El tamaño de las colonias de gatos depende de la disponibilidad de alimentos y otros recursos. Los gatos machos adultos no viven en colonias de gatos, pero puede ocurrir un comportamiento amistoso entre hembras y machos, especialmente cuando existe familiaridad.

Dentro de las colonias de gatos, las gatas, conocidas como reinas, compartirán muchas actividades juntas, como criar gatitos y proteger a la colonia de gatos de los intrusos. Los gatos reina amamantarán, prepararán y cuidarán a los gatitos de cada uno, y les enseñarán los comportamientos apropiados. Las reinas en las colonias de gatos a menudo se unen para repeler a otros animales, incluidos los gatos solitarios y los gatos de otras colonias de gatos que invaden su territorio. A veces, un gato callejero puede eventualmente ingresar a la colonia de gatos después de varias interacciones.

La única actividad que los gatos no comparten es la caza. Cada gato cazará solo en su propio territorio. Los territorios pueden superponerse, pero no hay cooperación entre los gatos en la captura de presas.

Los miembros de las colonias de gatos se acicalarán y se frotarán el uno contra el otro para reforzar su identidad grupal transfiriendo olores. La agresión entre gatos no es común en las colonias de gatos, ya que la fuerte familiaridad entre las hembras ayuda a mantener la agresión al mínimo. La lucha en el grupo puede ocurrir, pero es más probable que ocurra cuando los recursos son escasos.

¿Qué es una colonia de gatos?

Los arreglos de vida de los gatos domésticos de vida libre se pueden dividir en aquellos en los que las hembras forman pequeños grupos o colonias de gatos, que se asemejan libremente a un orgullo de leones, y aquellos que permanecen solitarios en territorios individuales.

Dado que los gatos son una especie de cazadores esencialmente solitarios, es importante que los gatos establezcan un territorio de caza y que se defina de tal manera que generalmente se evite el conflicto con otros gatos. Esto es necesario para la supervivencia de la especie. Entonces, los gatos marcan sus territorios usando el olor de las glándulas faciales, la orina, las heces y las glándulas anales. Esta marca territorial, junto con un sentido del olfato extremadamente sensible, ayuda a los gatos a comunicarse de manera efectiva y minimizar los conflictos directos. En la naturaleza, los territorios pueden superponerse con áreas neutrales donde los gatos pueden saludarse e interactuar entre sí. Si un gato extraño invade el territorio de otro gato, normalmente provocará una interacción agresiva para ahuyentar al gato a través de la mirada, el silbido y el gruñido. Si eso no es efectivo, habrá un ataque breve, ruidoso y violento.

Los gatos salvajes pueden y formarán pequeñas colonias de gatos basadas en los recursos alimenticios disponibles. Esto no sucede inevitablemente y algunos optarán por vivir solos, pero no es raro que se desarrollen pequeños grupos de hembras y gatitos cooperantes. Si bien puede haber una jerarquía de dominio muy laxa en estos grupos, las relaciones son complejas. No forman una jerarquía interdependiente como ocurriría con los perros. Las relaciones en las colonias de gatos son complejas, con fuertes afiliaciones entre algunos gatos y menos afiliación con otros. Esto puede estar influenciado en parte por cómo están relacionados, edad, etc. Pero no desarrollan una estrategia de supervivencia social ni una mentalidad de manada y continúan siendo cazadores solitarios. Por lo tanto, los gatos no son animales de carga, pero tienen la capacidad de adaptarse para formar grupos sociales.

Las colonias de gatos parecen funcionar bien solo cuando los miembros de la colonia están familiarizados y cuando no hay competencia por la comida u otros recursos. Los gatos pueden formar fuertes relaciones sociales con personas conocidas. En las colonias de gatos salvajes, los gatitos a menudo pueden ser amamantados por más de una reina lactante. Puede haber una colonia de gatas central más grande de hembras asociadas con la fuente principal de alimentos y grupos periféricos más pequeños que se desarrollan alrededor de la colonia central que tienen un acceso más pobre a la fuente de alimentos, peor salud y peor rendimiento reproductivo.

Los gatos machos no suelen formar parte de las colonias de gatos, y tienden a existir en la periferia con grandes territorios que pueden superponerse a varios grupos de hembras.

La agresión no es común en las colonias de gatas. La fuerte familiaridad y relación entre las mujeres ayuda a mantener la agresión al mínimo. La agresión ocurre más comúnmente cuando los gatitos machos alcanzan la madurez sexual y son excluidos del grupo, o entre machos y hembras mientras el Tom patrulla su territorio. Los toms rara vez son agresivos con las mujeres, pero las mujeres (a menos que sean sexualmente receptivas) a menudo serán agresivas con los hombres que deambulan demasiado cerca. También puede ocurrir un comportamiento amistoso entre mujeres y hombres, especialmente cuando existe una considerable familiaridad.

Cómo se forman las colonias de gatos

¿Cómo se forman las colonias de gatos? Los gatos tienden a formar grupos alrededor de las fuentes de alimentos disponibles y se van a buscar solo solo cuando la comida es escasa. El tamaño de las colonias de gatos puede variar mucho, desde tan solo dos gatos hasta aproximadamente 15 gatos.

Dentro de las colonias de gatos, los gatos salvajes son bastante sociables, forman amistades cercanas con otros gatos y crían colectivamente a sus crías.

Las hembras relacionadas y sus crías forman el núcleo de una colonia de gatos callejeros. Uno o más machos mayores también suelen estar unidos al grupo, aunque también pueden aparearse con hembras de otras colonias de gatos. Algunos gatos se mantienen relativamente cerca de una sola colonia de gatos, mientras que otros tienen territorios de gran alcance.

El tamaño total de las colonias de gatos depende de la disponibilidad de fuentes de alimentos y lugares de descanso y escondite. Algunas áreas admiten colonias de gatos más grandes que otras. Cuando los gatos tienen que depender únicamente de la caza para su alimentación, los grupos tienden a ser más pequeños. Cuando hay oportunidades de recolección cerca, se encuentran colonias de gatos más grandes.

Las gatas en una colonia de gatos a menudo se unen para repeler a otros animales, incluidos gatos solitarios y gatos de otras colonias de gatos que invaden su territorio. Eventualmente pueden permitir que un extraño se una después de una serie de interacciones, pero los gatos desconocidos no pueden simplemente entrar a un territorio y esperar ser aceptados.

Cómo puede ayudar a los gatos salvajes a ingresar a un programa TRN o ser adoptados

Las colonias de gatos tienen la suerte de tener un cuidador humano que trae comida y agua todos los días. Estos cuidadores generalmente se preocupan por los amantes de los gatos que quieren ayudar a los gatos salvajes a sobrevivir. Proporcionan alimento para la colonia de gatos y, a menudo, realizan un seguimiento de la salud de los miembros.

La mejor manera de controlar humanamente a la población de gatos callejeros es que un cuidador o grupo de rescate use la técnica de Trampa de retorno neutro (TNR) con la colonia de gatos. TNR implica atrapar a los miembros de los gatos de la comunidad, transportarlos al veterinario para la esterilización o castración y la vacuna contra la rabia, y devolverlos de manera segura a las colonias de gatos.

La adopción no suele ser una opción para los gatos en las colonias de gatos, ya que estos gatos salvajes no se socializan con los humanos.

Para obtener más información sobre el rescate de gatos callejeros y salvajes, lea nuestro artículo Stray Cat Rescue: Cómo ayudar a su comunidad.

Para obtener más información sobre gatos salvajes, lea o articule, ¿Debería alimentar a gatos callejeros o salvajes?