Mantener a tu gato saludable

Chow Time: una guía para alimentar a tu gato

Chow Time: una guía para alimentar a tu gato

La dieta es la base de una buena salud para la mayoría de los seres vivos, y su gato no es diferente.

Si bien Garfield puede salirse con la suya comiendo una lasaña en cada comida, su felino opera en un mundo donde las malas elecciones nutricionales tienen consecuencias. Qué y cuándo alimentas a tu gato puede tener un profundo impacto en su salud y bienestar.

Cuando se trata de alimentar a tu gato, hay varias decisiones que debes enfrentar. ¿Comida húmeda o comida seca? ¿Alimentación por tiempo limitado o alimentación de libre elección? ¿Dos comidas por día o tres?

Estas decisiones pueden parecer difíciles al principio, pero, al convertirse en un dueño de gato informado, puede tomar decisiones que guiarán a su felino por un camino hacia la felicidad y la buena salud. Incluso Jon Arbuckle, el dueño de Garfield, lo aprobaría.

Comida húmeda versus comida seca

El debate entre la comida húmeda y la comida seca para gatos ha durado un tiempo. En última instancia, se reduce a la elección individual, ya que ambas variedades, cuando se sirven en cantidades razonables en incrementos adecuados, deben dar como resultado una nutrición adecuada para su amigo felino.

Dicho esto, los alimentos húmedos y secos producen diferentes ventajas para la salud. Mientras que los alimentos secos pueden ayudar a prevenir enfermedades dentales, los alimentos húmedos ayudan con los trastornos urinarios al aumentar el consumo de agua.

Muchos propietarios optan por establecer un horario de alimentación que ofrezca ambas variedades, asegurando así que los gatos cosechen los beneficios para la salud de ambos. Esta estrategia también ayuda a controlar los costos para los dueños de gatos, ya que la comida húmeda tiende a ser más cara que la comida seca.

Frecuencia de alimentación

Al igual que en el debate sobre los alimentos húmedos y secos, no necesariamente hay una respuesta incorrecta cuando se trata de la frecuencia con que alimenta a su gato. Esta frecuencia puede variar según la edad y el tamaño de tu gato.

Si bien existen varios métodos para alimentar a los gatos, hay dos métodos comunes de alimentación: alimentación de libre elección y alimentación por tiempo limitado. La alimentación de libre elección implica mantener el recipiente de su gato lleno de comida seca para que pueda comer todo lo que quiera. Por el contrario, la alimentación por tiempo limitado ocurre cuando alimenta a su gato con comidas más pequeñas en varios intervalos a lo largo del día.

En general, la alimentación de elección libre se recomienda para los gatitos y la alimentación por tiempo limitado se utiliza para familias con múltiples gatos y para gatos que necesitan controlar su peso. Con alimentación por tiempo limitado, un gato generalmente se alimenta dos o tres veces al día.

Alimentando a tu gatito

Si bien la nutrición es importante para todos los gatos, es especialmente crucial para los gatitos, ya que apoya su rápido crecimiento. Un gatito consume una dieta de leche rica en nutrientes de su madre hasta la edad de 10 semanas, cuando debe comenzar el destete.

Después del destete, una dieta equilibrada y completa proporciona todos los nutrientes (energía, proteínas, vitaminas, minerales) en la proporción y cantidad adecuadas. Aunque los alimentos especialmente formulados para gatitos son más ricos en nutrientes, también se puede utilizar una dieta para "todas las etapas", una que se pueda alimentar a gatitos y adultos.

De particular importancia es asegurarse de que a su gatito le guste el sabor de su comida, para que coma bien. Una vez que haya encontrado una variedad nutricional que le guste a su gatito, quédese con ella para lograr consistencia. Para los gatitos más jóvenes, es fácil comer, así que incorpore una dieta con alimentos blandos o pequeños trozos.

Alimentando a tu gato adulto

Incluso una vez que está completamente desarrollado, la nutrición de un gato sigue siendo fundamental. La dieta ideal para su gato adulto incluye una comida de alta calidad y abundante agua fresca. Su gato debe ser alimentado con cantidades suficientes para cumplir con los requisitos de energía y calorías. La ingesta inadecuada o excesiva de nutrientes puede ser igualmente dañina.

Los gatos tienen necesidades dietéticas inusuales que consisten en los siguientes nutrientes:

  • Vitamina a
  • Niacina
  • Acidos grasos esenciales
  • Taurina

Se recomienda alimentar a su gato con una onza de comida enlatada diariamente, o un tercio de onza de comida seca, por libra de peso corporal. Mientras que los gatos jóvenes son muy activos y tienden a autorregular su consumo de alimentos, los gatos mayores que han disminuido su velocidad pueden ser propensos a la obesidad.

Debate de carne cruda: ¿Deberías dárselo a tu gato?

El debate sobre la comida húmeda frente a la seca no es el único desacuerdo que existe con respecto a la alimentación de los gatos. Otra batalla salarial con respecto a la carne cruda, con pros y contras prevalentes para ambos puntos de vista.

Creyendo que los alimentos comerciales para gatos carecen de una nutrición adecuada, algunas personas, incluidos algunos veterinarios, creen que servir carne cruda a su gato representa una opción más saludable. Estos defensores de la carne cruda sostienen que muchos alimentos comerciales para mascotas contienen numerosas toxinas que perjudican la salud de un gato. Creen que los gatos que consumen dietas de carne cruda tienen mejores pelajes, menos problemas dentales, un aliento más fresco y menos olor corporal.

Por el contrario, los opositores discuten la noción de que los gatos son más saludables con una dieta de carne cruda. Creen que la comida para gatos de alta calidad proporciona una amplia nutrición. Además, de acuerdo con esta contingencia, el consumo de carne cruda presenta varios riesgos, como las bacterias.

¿Por qué los desechos son malos para los gatos?

Tan tentador como pueda ser alimentar a tus sobras de la mesa felina, debes resistir este impulso. Simplemente no puedes sucumbir a una cara linda y peluda y a maullidos persistentes.

Las sobras de la mesa son demasiado grasosas para el sistema digestivo de los gatos y pueden provocar trastornos estomacales severos (y, en casos ocasionales, desencadenar una inflamación pancreática posiblemente mortal). Con mucho, la razón número uno para mantener a su gato libre de comida de mesa es la pancreatitis aguda. Esta es una condición muy grave y a veces mortal.

Cuando se trata de la salud a largo plazo de su gato, el disfrute momentáneo que su gato recibe de los desechos de la mesa simplemente no vale los riesgos para la salud que conlleva este estilo de alimentación.

Recursos para la alimentación del gato

¿Quieres más consejos útiles sobre la alimentación de tu gato? Mira nuestros artículos destacados:

  • Alimentar a su gato: ¿alimentos enlatados o secos y con qué frecuencia?
  • La alimentación y nutrición de los gatitos
  • Alimentando a tu gato adulto
  • Debate de carne cruda: ¿Deberías darle de comer a tu gato?
  • ¿Por qué los desechos son malos para los gatos?

(?)

(?)