Enfermedades condiciones de gatos

El flaco en condiciones de la piel del gato

El flaco en condiciones de la piel del gato

Debajo del hermoso abrigo de piel de su gato hay una capa de piel que es increíblemente necesaria y potencialmente problemática.

La piel tiene múltiples propósitos para los gatos. El órgano corporal más grande, cubre los músculos, el esqueleto y los órganos internos de su gato. La piel de tu gato completa funciones que van desde la protección hasta la regulación de la temperatura corporal y sirven como una barrera que evita la pérdida de humedad.

Sin embargo, a pesar de su utilidad, la piel de su gato también sirve como fuente de varias enfermedades comunes, algunas de las cuales pueden afectar a su felino durante toda su vida. Todo, desde afecciones fúngicas básicas hasta cáncer, puede tener un impacto adverso en la piel de su gato.

Como propietario de un gato informado, debe conocer los beneficios que proporciona la capa de piel de un gato y, lo que es más importante, familiarizarse con las afecciones y enfermedades de la piel que tienen más probabilidades de afectar a su gato. La siguiente guía lo ayudará a lograr estos objetivos.

Estructura general de la piel de un gato

La piel de un gato consiste en una capa externa llamada epidermis y una capa interna llamada dermis. Ambas capas cumplen funciones cruciales para la supervivencia de su gato.

La epidermis es el escudo ambiental del cuerpo. Se compone de una capa duradera de células que se forman continuamente y se desprenden de la superficie.

Debajo de la epidermis está la dermis, que descansa sobre una capa de soporte de grasa y músculo muy delgado. La dermis está compuesta por una red de tejido conectivo que también contiene nervios, vasos sanguíneos, folículos pilosos y glándulas sudoríparas y grasas.

Función de la piel de un gato

Como es el caso con la mayoría de los animales cubiertos de piel, este órgano desempeña una serie de funciones vitales para los gatos. "Profundo en la piel" puede equivaler a poca profundidad, pero la piel de su gato tiene una profundidad tremenda cuando se trata de utilidad.

Sirviendo como la primera línea de defensa, la piel de su gato previene el trauma, protege contra la invasión de microorganismos y productos químicos, y regula los cambios de temperatura dentro del cuerpo. La piel también reduce el riesgo de deshidratación, actuando como un depósito de grasa, electrolitos, agua, carbohidratos y proteínas.

La piel puede reflejar el estado de salud de un gato, así como indicar la presencia de enfermedades internas.

Secreción cutánea u olor en los gatos

El olor de la piel es una manifestación común de una infección de la piel. En los gatos, las infecciones cutáneas más comunes son las infecciones bacterianas y de levadura. La secreción y el olor de la piel pueden indicar que su gato puede estar sufriendo una infección de la piel.

La historia es muy importante para el diagnóstico adecuado de enfermedades de la piel. Su veterinario le hará preguntas sobre la edad de inicio, la progresión de la enfermedad y la respuesta a tratamientos anteriores. En algunos casos, puede ser necesaria una biopsia para establecer un diagnóstico final.

El tratamiento para los trastornos bacterianos de la piel generalmente se realiza con antibióticos. Sin embargo, en el caso de una infección bacteriana localizada, la terapia tópica con champús y acondicionadores recetados por veterinarios también puede resultar efectiva.

Lesión de la piel o dolor en los gatos

Existen muchos tipos diferentes de lesiones cutáneas que pueden ocurrir en la piel de los gatos. Algunas lesiones son una manifestación de una enfermedad dermatológica, mientras que otras son una manifestación de una enfermedad interna.

Un examen físico completo y varias pruebas de diagnóstico pueden ayudar a determinar la causa de las lesiones o llagas en la piel y dirigir un curso de tratamiento. La causa subyacente dictará el tratamiento, que puede variar desde medicamentos orales hasta cirugía menor.

Fiebre por arañazo de gato: enfermedades alérgicas y parasitarias de la piel

Si su gato pasa una gran parte de su tiempo rascándose, entonces puede ser una señal de que su felino sufre de una condición alérgica o parasitaria de la piel.

La alergia a las pulgas es la enfermedad alérgica cutánea más común en los Estados Unidos. Los gatos con alergias a las pulgas tienden a rascarse las puntas traseras, lo que provoca lesiones en la grupa, las patas traseras, la cola y el abdomen. Otras reacciones alérgicas en los gatos pueden ser el resultado de alimentos, insectos y alérgenos en el aire.

Las condiciones parasitarias de la piel pueden ser el resultado de la exposición a pulgas, piojos y ácaros del oído, entre otras fuentes. Si bien muchas de estas afecciones pueden aliviarse con la medicación adecuada, es posible que la picazón vuelva a aparecer una vez que se complete la dosificación de la medicación.

Cuidado de la piel de invierno para gatos

El clima invernal puede hacer que los gatos tengan la piel seca y descamada. Para ayudar a su gato a sobrevivir al clima seco y frío con una piel y un pelaje saludables, aquí hay algunas sugerencias:

  • Evite bañar a su gato durante el clima frío, dejando así más aceites esenciales dentro de la piel. Si es absolutamente necesario bañarse, use una crema hidratante.
  • Cepille a su gato con frecuencia para eliminar la caspa y el pelo desprendido.
  • Alimente a su gato con una dieta de alta calidad que contenga nutrientes que apoyen la buena salud de la piel.

Cáncer de piel en gatos

El cáncer de piel abarca una amplia categoría de tumores que incluye cualquier crecimiento incontrolado de células de la piel o estructuras asociadas, como glándulas, folículos pilosos y tejidos de soporte. La piel es el segundo sitio más común de cáncer en los gatos.

Como propietario de un gato, debes examinar la piel de tu gato de forma regular. Si nota un bulto nuevo, una llaga que no parece sanar u otros cambios en la piel, busque atención veterinaria lo antes posible.

Si bien se desconoce la causa de la mayoría de los cánceres de piel de gato (se sabe que solo unos pocos tipos surgen de la sobreexposición al sol), las opciones de tratamiento incluyen cirugía para extirpar el tumor, radioterapia y quimioterapia.

Recursos para afecciones de la piel del gato

Es importante recordar que este artículo presenta solo una lista parcial de las enfermedades de la piel que pueden afectar a su gato. Para un análisis más completo de la condición de la piel percibida de su gato, consulte a su veterinario.

¿Desea más consejos útiles sobre el diagnóstico y el tratamiento de la condición de la piel de su gato? Mira nuestros artículos destacados:

(?)

(?)

Ver el vídeo: Cincinnati (Mayo 2020).