Salud de las mascotas

Ayuda, no puedo orinar! Comprensión de gatos CAT obstrucción urinaria felina

Ayuda, no puedo orinar! Comprensión de gatos CAT obstrucción urinaria felina

Descripción general de las obstrucciones urinarias en los gatos

¿Tu gato de repente hace frecuentes viajes a la caja de arena? ¿Se esfuerza o maúlla cuando trata de orinar? Puede verse afectado por la enfermedad del tracto urinario inferior, más comúnmente en forma de obstrucción urinaria y cistitis idiopática felina.

La obstrucción urinaria felina (UO), comúnmente conocida como bloqueo urinario o para su gato como "gato bloqueado", es una obstrucción aguda del tracto urinario. Aunque esta enfermedad puede afectar a cualquier gato, es más común en los machos. Puede ser causado por cálculos, pero generalmente la causa es un tapón de escombros inflamatorios y cristales, que es parte del síndrome común llamado cistitis idiopática felina (FIC). La FIC es una inflamación de causa desconocida que afecta el tracto urinario inferior. Los factores que pueden desempeñar un papel en el desarrollo de FIC incluyen virus, dieta (dietas de alimentos secos con alto contenido de minerales), estrés, confinamiento estricto y factores genéticos (los gatos de pelo largo parecen estar más afectados).

Qué mirar

Por lo general, los gatos con infección u obstrucción del tracto urinario muestran signos típicos de incomodidad. Se esforzarán y harán intentos frecuentes y prolongados de orinar, pero la cantidad de orina que pasa es bastante pequeña. Los gatos afectados limpiarán su área genital en exceso y, a veces, orinarán fuera de la caja de arena. Ocasionalmente, habrá sangre presente en la orina. Debe tener cuidado de no confundir estos síntomas con el estreñimiento. Si nota alguno de los siguientes, consulte a su veterinario.

  • Sangre en la orina (hematuria)
  • Aumento de la frecuencia de micción
  • Esforzarse para orinar
  • Maullidos angustiados al orinar
  • Aumento de la preparación de la región genital.
  • Orinar en lugares inapropiados, a menudo en superficies suaves y frías, como bañeras y lavabos.

    La obstrucción urinaria completa puede convertirse en una emergencia potencialmente mortal dentro de las 48 horas. Los siguientes síntomas constituyen una emergencia médica y una señal de que debe llamar a su veterinario de inmediato.

  • Intentos fallidos frecuentes de orinar
  • Letargo
  • Pérdida de apetito
  • Vómitos

Renuencia a moverse

Atención veterinaria para la obstrucción urinaria felina

Su veterinario querrá hacer un examen físico completo para diagnosticar el problema de su gato. Además, pueden ser necesarias algunas pruebas de diagnóstico, como un análisis de orina, radiografías abdominales o una ecografía.

Por lo general, el tratamiento para su gato consistirá en aliviar la obstrucción con un cateterismo (la inserción de un tubo largo y flexible) y enjuagar la vejiga con líquido estéril. Este procedimiento probablemente requerirá sedación. Su veterinario también puede recetarle medicamentos para el dolor y el espasmo.

Cuidado preventivo

Hay varias cosas que puede hacer para disminuir o prevenir la aparición o recurrencia de la obstrucción urinaria. Algunos de estos incluyen:

  • Proporcione a su mascota una caja de arena limpia en todo momento y oportunidades frecuentes para orinar.
  • Proporcione abundante agua potable limpia y fresca. Algunos fabricantes ofrecen productos como una cascada para mascotas para fomentar el consumo de agua por parte de los gatos.
  • Ayude a su mascota a mantener un peso corporal saludable y a prevenir la obesidad mediante una alimentación y dieta adecuadas.
  • Alimente un producto de comida enlatada si es posible.
  • Intente minimizar el estrés para su mascota manteniendo el medio ambiente lo más estable posible. Proporcione postes para rascar, juguetes para escalar, juguetes para perseguir, y no presente nuevos animales a su entorno.
  • Vigila cuidadosamente a tu gato en busca de signos de recurrencia.

Para obtener más información, lea el artículo Obstrucción urinaria felina.